Error
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 135
Menu

Llámanos ahora al +34 933 256 368

Cart

blog Calyform

 

Bajar barriga en la menopausia es más difícil?bajar barriga

Llegar a la menopausia supone un cambio metabólico, hormonal y muchas veces de conducta para las mujeres. Bajar barriga o mantenerse en forma puede convertirse en un infierno, a medida que aparecen dificultades adicionales para conservar la línea. A continuación veremos a qué factores deberemos hacer frente si queremos controlar nuestro peso tras este cambio:

En primer lugar, la menopausia trastoca el organismo y trae consigo cambios hormonales. Bajar barriga es más difícil en esta época: ¿Por qué? Pues en primer lugar, porque el organismo de la mujer realiza una redistribución de la grasa corporal, que antes estaba en las caderas para proporcionar energía en la lactancia y los embarazos, y que ahora se desplaza hasta el abdomen, generando panza.

En segundo lugar, y ya más fácil de combatir una vez identificado, está el factor psicológico. Para muchas mujeres la menopausia supone un cierto trauma que genera malestar psicológico, y éste se calma modificando su conducta alimentaria (comiendo a deshora, picando entre comidas, etcétera). Además, a esta edad muchas mujeres se vuelven más sedentarias. Se trata de conductas habituales que precisarán de un cierto esfuerzo para revertirse.

Por último está el factor metabólico. Las mujeres en menopausia pierden masa muscular en relación a la grasa, y sufren por tanto una disminución del gasto metabólico en reposo. ¿Qué quiere decir esto? Que el cuerpo gasta mucha menos energía y calorías. Bajar barriga se hace ahora doblemente difícil, pues, además de que la grasa se concentre en la zona abdominal, el cuerpo tiende naturalmente a acumular más grasa y a no quemar calorías, ahorrándolas.

Así que, dando respuesta a la pregunta que da título a este artículo: sí, bajar barriga en la menopausia es sustancialmente más difícil. Pero una vez vistos todos los factores podremos afrontarlos conociéndolos y superarlos: controlando la dieta en su composición y cantidad, aumentando la frecuencia del ejercicio y combatiendo el sedentarismo con una actitud activa y positiva.

Acceder or Registro