Error
  • JUser: :_load: No se puede cargar usuario con el ID: 135
Menu

Llámanos ahora al +34 933 256 368

Cart

blog Calyform

El síndrome metabólico mejora con el adelgazamiento

El adelgazamiento es esencial en el tratamiento del Síndrome metabólico. CALYFORM te ayuda a conseguirlo de forma rápida y duradera.  

adelgazamiento

El Síndrome X o Metabólico engloba una serie de factores de riesgo coronario que se presentan asociados y que aparecen de forma simultánea e incluyen la intolerancia a la glucosa, hiperinsulinemia, hipertensión arterial y un perfil lipídico alterado (aumento de triglicéridos en sangre y un descenso de las lipoproteínas de alta densidad o HDL). 

En ocasiones, además, con el Síndrome Metabólico se pueden llegar a añadir otras alteraciones como la obesidad abdominal (de tipo androide), la presencia de lipoproteínas de baja densidad o LDL pequeñas y densas, y un aumento en las concentraciones de ácido úrico (hiperuricemia).

Todo ello incrementa de forma significativa el riesgo de diabetes, enfermedades coronarias y enfermedad cerebrovascular.

El origen del Síndrome Metabólico es desconocido, aunque los expertos opinan que se transmite de generación en generación. Además, los hábitos juegan un papel esencial en su aparición. 

Ingerir demasiadas kcal, grasas saturadas, sodio, colesterol y azúcares simples, la falta de ejercicio físico y el estrés aumentan el riesgo de que aparezca.

Los factores que influyen más en la aparición del Síndrome Metabólico son la edad (aumenta con el envejecimiento), etnia (son más propensos a desarrollarlo mexicanos y afro americanos), índice de masa corporal (IMC) superior a 25 kg/m2,  antecedentes familiares o personales de diabetes, el tabaquismo y el exceso de alcohol, el estrés o la etapa fisiológica en mujeres de postmenopausia.

Las investigaciones nos indican que las personas con Síndrome Metabólico tienen mayor frecuencia de aparición de otros trastornos como hígado graso, síndrome de ovario poliquístico, asma, cálculos biliares por exceso de colesterol, alteraciones del sueño y ciertos tipos de cáncer.

Para un buen tratamiento es esencial un cambio radical de estilo de vida que favorezca el adelgazamiento y su mantenimiento a largo plazo.

A medida que se produce un adelgazamiento saludable mejora significativamente la hipertensión, dislipemia (grasas en sangre) e hiperglucemia (glucosa en sangre).

Se recomienda una dieta de adelgazamientobaja en calorías (en el caso de sobrepeso u obesidad), exenta de colesterol, grasas saturadas y grasas trans, así como una reducción en la ingesta de azúcares simples presentes en bebidas refrescantes azucaradas, bombones, bollería industrial, golosinas, etc.

Es beneficioso aumentar el consumo de frutas, verduras, hortalizas y de granos enteros.

En todo caso, será necesario huir del sedentarismo e iniciar una práctica de ejercicio regular y adaptado, siempre que no existan complicaciones mayores que lo desaconsejen. El más indicado es el ejercicio aeróbico, por ejemplo caminar.

El ejercicio mantiene un peso saludable, ayuda a adelgazar y estimula la mente de forma beneficiosa (mejora el estrés).

Los expertos recomiendan la práctica de ejercicio aeróbico de moderado a intenso al menos durante 30 minutos al día, e idealmente, más de una hora al día.

Consultanos que plan de adelgazamiento CALYFORM es el más adecuado para ti.

Recuerda un adelgazamiento mantenido en el tiempo mejora tu tensión arterial y regula los niveles en sangre de grasas y glucosa. No esperes más e inicia el tratamiento.

Acceder or Registro